bbrasil

Argentina: Conferencia Nacional de Trabajadores

Conferencia Nacional de Trabajadores en el estado cubierto de Ferro
Para desarrollar la izquierda clasista en el movimiento obrero

por : PTS, Argentina
Viernes 15 de junio de 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) convoca a una Conferencia Nacional de Trabajadores en el Estadio Cubierto de Ferro. Queremos contribuir a construir una gran corriente clasista en el movimiento obrero. La debacle de la burocracia sindical en todas sus variantes se ve en que dejan pasar el “ajuste fino” del gobierno con el tope de 23% de aumento salarial y en cuotas. Frente a los primeros síntomas de la crisis con suspensiones y despidos en varias empresas estos dirigentes muestran que no sirven para frenar los ataques parciales y que serán inútiles cuando la crisis capitalista mundial pegue de lleno. Son estos mismos burócratas que se dividen en cuatro centrales sindicales (dos CTAs y dos CGTs) y quizá una quinta si Barrionuevo mantiene la CGT Azul y Blanca. Hay que terminar con esta dirigencia traidora. Necesitamos recuperar nuestros sindicatos, cuerpos de delegados y comisiones internas para que la crisis la paguen los capitalistas. Para unir al movimiento obrero hay que barrer a quienes lo dividen.

Te invitamos a concurrir a Ferro en Capital Federal para deliberar y tomar resoluciones sobre cómo fortalecer y desarrollar a la izquierda clasista en el movimiento obrero.

Allí estarán los compañeros de lista Bordó de la alimentación, con Javier “Poke” Hermosilla de Kraft y Katy Balaguer de PepsiCo, que vienen de obtener un 40% en las elecciones contra la burocracia de Rodolfo Daer. Estarán los compañeros de Zanon y del Sindicato Ceramista de Neuquén, como Raúl Godoy, quienes además de llevar más de 10 años de gestión obrera de la fábrica, pusieron en pie un verdadero sindicato clasista, con dirigentes que ganan lo mismo que cualquier trabajador y vuelven a la línea, una vez cumplidos sus mandatos. Estarán los gráficos de La Bordó, que junto a los compañeros de La Naranja, obtuvieron un 40% contra la burocracia de Ongaro en la estratégica zona norte del Gran Buenos Aires. Serán parte de la Conferencia los delegados y activistas metalúrgicos y mecánicos organizados en la Corriente Nacional “Nuestra Lucha” para derrotar a la burocracia en gremios claves como la UOM o el SMATA. Los delegados clasistas del Subte, como Claudio Dellecarbonara, que enfrentan a la patronal, a los gobiernos de la Ciudad y nacional, a la UTA y a las vacilaciones de la directiva de su flamante sindicato. Estarán también las decenas de delegados estatales de La Marrón de ATE que enfrentan los topes salariales, o que en hospitales como el Garrahan pelean contra las políticas de vaciamiento y precarización. Igual que las y los docentes de “La 9 de Abril” que están en primera fila por el salario y en defensa de la educación pública. Estarán presente en Ferro los jaboneros combativos de Alicorp (ex Jabón Federal) y Procter que armaron la lista Bordó para recuperar su sindicato. Los telefónicos de “La Violeta”, integrada por efectivos y contratistas, como se conoce a los tercerizados y que FOETRA no los reconoce como telefónicos. Los delegados combativos de LAN, como Charly Platkowsky, junto a las decenas de delegados y activistas de la Agrupación Aeronáutica “El Despegue”. También participarán los obreros inmigrantes, costureros muchos de ellos, bolivianos la mayoría, como Yuri Fernández de Brukman. Los ferroviarios de “La Bordó” del Roca, que estuvieron a la cabeza de la lucha contra la tercerización. Y por supuesto que también tendrá su lugar en Ferro, la juventud revolucionaria del PTS que se jugó con todo en cada conflicto y estuvo presente en las calles en cada lucha, como en la gran huelga de Kraft del 2009.

Junto a ellos cientos de compañeras y compañeros del PTS que son parte de todas estas experiencias, las más avanzadas del movimiento obrero en los últimos tiempos.

Invitaremos también a los partidos y agrupaciones con los que integramos el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, como los compañeros del PO e Izquierda Socialista, así como los compañeros independientes de la Agrupación Marrón del Sindicato Ceramista, con quienes venimos impulsando en común el periódico Nuestra Lucha. Que la crisis la paguen los capitalistas

La Argentina capitalista vive una desaceleración económica, las patronales y el gobierno quieren que las consecuencias las paguemos los trabajadores. Ante esto, la Conferencia Nacional de Trabajadores se propone debatir un programa que, entre otros puntos plantee la reapertura de paritarias sin techo y un salario mínimo equivalente a la canasta familiar de $6.000, indexado por la inflación. El salario no es ganancia: ningún trabajador debe pagar ese impuesto y que las asignaciones familiares se paguen a todos los trabajadores. Ni suspensiones ni despidos. Hay que terminar con las divisiones entre trabajadores de primera y de segunda, basta de tercerización y precarización laboral, por el pase a planta permanente de todos los compañeros, para unir y fortalecer la lucha de toda la clase obrera. Para pelear por un verdadero plan de obras públicas para que accedan a la vivienda todos los que la necesitan. Por mayor presupuesto para la salud y la educación. Hay que terminar con las privatizadas y estatizar bajo gestión obrera todo el petróleo, el gas y el transporte. Queremos debatir un programa de lucha y cómo lo llevamos a toda la clase trabajadora, exigiendo a los sindicatos y centrales sindicales que rompan su subordinación al gobierno y a la oposición patronal e impulsen planes de lucha por estos puntos.

Por sindicatos sin burócratas y por un partido de trabajadores sin patrones

Basta de burócratas millonarios que hace décadas que no laburan. Que todos los dirigentes sindicales ganen lo mismo que sus afiliados y vuelvan a trabajar después de un período, como en el Sindicato Ceramista de Neuquén. Ellos demostraron en los hechos que es posible poner en pie un sindicato sin burócratas, democrático y clasista que se une con el resto de los trabajadores y con todo el pueblo y se convirtieron en un ejemplo en la Argentina y el mundo.

Porque queremos ir por los sindicatos, para pelear por toda la clase obrera, no solo por la minoría que está afiliada y forjar la unidad con el pueblo pobre. Esta es una tarea enorme, llamamos a todos los sectores antipatronales y antiburocráticos, independientes de las distintas variantes patronales como es el caso de los que conformamos la Corriente Nacional “Nuestra Lucha” y también nuestros aliados del Frente de Izquierda, a que impulsemos, antes de fin de año, una gran Asamblea Nacional de Trabajadores Clasistas. En la Conferencia del 8 de julio también queremos poner en la discusión la necesidad que tenemos los trabajadores de construir nuestro propio partido. El gobierno, como ya hizo con la CTA de Yasky, quiere una CGT oficial con “los gordos” que tienen el apoyo del asesino Pedraza, a su vez Moyano se abraza a Scioli, Barrionuevo a Duhalde y la CTA-Micheli es socia de los sojeros Binner y su Frente Progresista que acaba de descontarle los días a los docentes en lucha de Santa Fe.

Los dirigentes sindicales se alinean detrás de distintas variantes patronales, dentro o fuera del PJ. Hay que terminar con esta subordinación a los partidos de los empresarios. La lucha sindical no alcanza. Los trabajadores necesitamos organizaciones amplias y democráticas para la lucha y nuestro propio partido, sin el cual no podremos triunfar frente al poder concentrado de los capitalistas. Un partido que aprenda de la heroica historia de lucha de nuestra clase, tanto a nivel nacional, como internacional.

No queremos ser la columna vertebral de nadie, la clase obrera debe ser la cabeza que pueda dirigir la fuerza de millones para imponer la voluntad de la mayoría sobre la clase capitalista y que luche por un gobierno de los trabajadores, para construir una nueva sociedad sin explotadores ni explotados. Por eso los compañeros del PTS consideramos que los trabajadores necesitamos un partido revolucionario que luche por este programa y esta estrategia.

Vamos a Ferro con el objetivo de fortalecer y desarrollar a la izquierda clasista en el movimiento obrero.

 

Argentina – Editorial LVO
Plan de lucha nacional

por : PTS, Argentina
Domingo 10 de junio de 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Ruth Werner

Por el salario, contra el trabajo en negro, las suspensiones y despidos Por un verdadero plan de obras públicas y viviendas para todos

El reciente anuncio de Cristina Fernández de una nueva línea de créditos para la construcción de viviendas a tasas subsidiadas por el Estado no resolverá el drama que aqueja a millones de pobres. Hay trabajadores que se ilusionan con poder, al fin, comprar una pequeña casa. Muchos fueron los planes que ha largado el gobierno y nunca se concretaron. Pero, además, éste tiene sus trampas.

En Argentina hay cerca de 3.400.000 hogares con problemas habitacionales. Lo ofrecido, 100.000 créditos, según se puede leer en la web de ANSES, de concretarse, es ínfimo (ver página 3). Millones de trabajadores quedan afuera ya que, para poder acceder al beneficio, hay que estar en blanco o al menos con dos años de monotributista. Como dijo la Presidenta, el plan a lo sumo es para “los sectores medios, de medianos y altos ingresos”. Los que están en negro, los inmigrantes, los más pobres, donde la falta de vivienda es enorme, no califican.

A fines de 2010 la ocupación del Parque Indoamericano y luego las tomas de tierras en Ledesma (Jujuy) mostraron la tragedia en toda su magnitud. Los más pobres jugaron su vida por un pedazo de tierra. Recibieron las balas de la Federal, de la Metropolitana, y de la policía jujeña amiga de Blaquier. Las casas prometidas nunca llegaron. Ahora se los deja afuera. Los beneficiados, como dijo Cristina, serán los que “ha generado este modelo”. Pero no son los trabajadores petroleros, bancarios o de la UOCRA que ella nombra en su discurso. Son los de siempre, los empresarios como Roggio, Techint, Minetti, Loma Negra y otras constructoras que proveerán “100 mil puestos de trabajo”. De crearse, muchos de esos puestos serán precarios, modalidad por excelencia de la obra pública, donde miles están bajo los planes Argentina Trabaja o las Cooperativas, con un sueldo que es la mitad del promedio del de los trabajadores en blanco.

La economía cuesta abajo

El plan también intenta responder a la marcada desaceleración económica. Hasta el mentiroso INDEC reportó que la construcción cayó 5,9% en abril respecto de 2011. En la industria, los jefes de la UIA anuncian que en el primer trimestre el crecimiento fue exiguo: 2,6% respecto a 2011. Producto del freno a la obra pública, la UOCRA de Santa Fe denunció que en los últimos 20 meses se perdieron 6.000 puestos de trabajo. En Córdoba, 3.000 desde diciembre. En la autopartista Gestamp ya comenzaron las suspensiones, así como en Renault donde hay 2.000 suspendidos.

Aunque el anuncio de créditos hipotecarios pretenda “fogonear” la actividad de la construcción de ninguna manera se solucionarán los problemas de fondo. No impedirá que Brasil, afectado por la crisis mundial, siga importando muchos menos autos, no se solucionará la escasez de dólares o los problemas de “competitividad” que acusan los patrones, generados por la revaluación de peso.

Como siempre, cuando comienzan los vientos de crisis los que pagan son los trabajadores.

El ataque al salario viene avanzando por distintas vías: sigue vigente el tope a las asignaciones familiares, el impuesto al salario y en varias provincias los gobernadores amenazan con pagar los sueldos en dos veces, y dicen que no hay plata para los aguinaldos. El techo impuesto a las paritarias por el gobierno y las patronales ha dejado los ingresos de los trabajadores a merced de la tarea de zapa de la inflación. Este es el verdadero plan del gobierno, en acuerdo con los empresarios, nada tiene que ver con este resucitado “nunca menos” que reapareció en el último discurso presidencial.

Hacia dos CGTs

El gobierno logró dividir a la CGT y neutralizar gran parte de los reclamos paritarios con aumentos promedios entre el 23-24%, por debajo de la inflación y en cuotas.

Para julio habrá dos congresos y el resultado será la conformación de dos CGTs: una opositora, encabezada por Hugo Moyano y otra, más afín al kirchnerismo, liderada probablemente por el metalúrgico Antonio Caló. Quien todavía no sabe dónde ponerse es Barrionuevo, que tiene su propia CGT Azul y Blanca y puede mantenerse independiente o acordar con el moyanismo.

Moyano, acostumbrado a los discursos encendidos, en realidad no hizo nada por quebrar el techo salarial. Últimamente su esfuerzo se centra en tejer alianzas con la derecha peronista, como Daniel Scioli. Están por verse los alcances del plan de lucha del gremio camionero y si se concreta la unidad con la CTA Micheli para movilizar contra el cepo salarial. Por ahora, el titular de la CGT anunció una marcha para el próximo 26 por el no pago de asignaciones familiares y otra el 12/7 para apoyar un proyecto de ley de eliminación del impuesto al salario.

El paro y movilización de la CTA Micheli, el pasado viernes 8, mostró que la acción directa y el piquete en Puente Pueyrredon (métodos utilizados comúnmente por el sindicalismo de base y la izquierda clasista) fueron claves para que la medida, llamada muy tibiamente por su dirección, impactara en el escenario político. El paro fue muy débil en los gremios donde pesa la Central. Incluso en el Sindicato del Neumático de San Fernando, donde dirigen, se negaron a parar (ver página 6).

El paro de ATE convocado para el próximo miércoles 27 sigue siendo un hecho aislado y ni siquiera es de toda la CTA. Hay que exigir a los sindicatos y centrales sindicales un verdadero plan de lucha por la reapertura de las paritarias, un salario equivalente a la canasta familiar indexado mensualmente según inflación, para acabar con el trabajo en negro, contra la precarización, las suspensiones y despidos.

Unidad de todos los trabajadores e independencia de clase

La CGT-Moyano y la CTA-Micheli levantan consignas que, aunque correctas, sólo resuelven problemas de los trabajadores en blanco. Hasta la CTA, que dice que hay que estar con los “excluidos”, abandonó en el último paro la consigna de pase a planta, un problema que afecta a miles de trabajadores, sobre todo estatales. Y de los que están en negro, ni palabra.

Para defender el salario hay que unificar los reclamos de todo el movimiento obrero, de los que están en blanco y en negro, de ocupados y desocupados, de contratados y efectivos; incorporando los problemas más sentidos por el pueblo trabajador como es el derecho a la vivienda. Luchemos por un verdadero plan de obras públicas, expropiando a los dueños de la tierra y la gran propiedad inmobiliaria, bajo control de trabajadores.

Mientras los burócratas sindicales se pelean por arriba, debemos aprovechar para extender las posiciones de la izquierda clasista y promover la independencia política de los trabajadores, mucho más cuando el moyanismo quiere revitalizar a Scioli y la CTA Micheli apoya al FAP de Binner (ver páginas 4 y 5). Tenemos que confiar en nuestras propias fuerzas. Para recuperar los sindicatos y luchar por un partido de trabajadores sin patrones, el 8 de julio en el Estadio Cubierto de Ferro realizaremos la Conferencia Obrera Nacional del PTS junto a los principales referentes del sindicalismo de base.

 

 

 

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc