bbrasil

Grecia: entrevista a periodista en huelga del diario Eleftherotypia “El control de los trabajadores se ha vuelto una necesidad para nosotros”

 

En los últimos años Grecia ha sido escenario de los más brutales ajustes pero también de una enorme resistencia de parte de los trabajadores y el pueblo que realizaron más de 15 paros generales en 24 meses. A pesar de la política de las direcciones sindicales, ligadas al PASOK (Partido Socialista), que solo hicieron llamados a acciones aisladas, se han empezado a dar síntomas de respuesta y organización obrera frente a los ataques.

Los trabajadores de la acería Jalivurguía Ellados (la principal del país) llevan 5 meses de huelga en protesta contra 93 despidos y el ataque a sus condiciones laborales.

En Kilkis, los trabajadores del hospital general de esa ciudad han ocupado el centro de salud y lo han puesto a funcionar bajo su control frente a los recortes y medidas de austeridad. En Atenas, los y las trabajadoras de Eleftherotypia, el segundo diario en circulación de Grecia, están en huelga desde el 22/12 y decidieron ocupar la planta y empezar a publicar un periódico propio. Con desigualdades, ya que algunas ocupaciones son más radicales y otras buscan desarrollar un modelo más cooperativista, estas iniciativas de los trabajadores muestran el clima que se vive en el país. De desarrollarse y coordinarse estas tendencias, los trabajadores griegos darían un gran paso en mostrar en la práctica cómo dar una salida a la crisis que sea a favor de los trabajadores y el pueblo, y no de los banqueros y capitalistas.

Presentamos a continuación una entrevista a Konstantina Daskalopoulou, periodista del diario griego Eleftherotypia, realizada por Stefan Schneider del grupo RIO Berlín, sección simpatizante de la Fracción Trotskista – Cuarta Internacional en Alemania.

 

¿De qué manera afectó la crisis en el diario Eleftherotypia sus condiciones de trabajo?

No recibíamos nuestros salarios desde el mes de agosto. A fin de apoyar al diario seguimos trabajando durante varios meses sin que nos pagaran. Pero llegó un momento en el que ya no podíamos seguir más en esa situación. La patronal nos presionaba para que aceptáramos un importante recorte salarial. Fue así como el 22 de diciembre fuimos a la huelga por tiempo indeterminado. Para sobrevivir contamos con el apoyo de una red de solidaridad que nos ayuda con comida y donaciones financieras. Pero la huelga no cambió la opinión de nuestros jefes, por lo que decidimos sacar un periódico de la huelga, Los Trabajadores (de Eletherotypia), bajo nuestro control, para poder seguir financiando nuestra huelga, pero también con la idea de no perder el contacto con nuestros lectores. Además, porque queríamos hablar sobre la huelga al conjunto de los trabajadores griegos. Grecia es en la actualidad una especie de laboratorio para los neoliberales y un campo de batalla para todos nosotros.

 

¿Cómo llegaron a publicar el periódico de la huelga?

En primer lugar, tenemos asambleas regulares donde tomamos todas las decisiones referentes a la huelga. Los 870 trabajadores y trabajadoras del periódico –personal de limpieza, periodistas, gráficos– tenemos un voto cada uno, lo que además ha establecido un nuevo tipo de solidaridad entre los trabajadores antes inexistente. Para llevar adelante las decisiones de la huelga general, votamos un comité de huelga que consta de 15 miembros (en el cual lamentablemente sólo hay 3 mujeres) que tienen mandato directo y puede ser revocable en cualquier momento por la asamblea general. Este comité se encarga de estar en contacto con nuestros abogados, la red de solidaridad y organizar las charlas, etc.

Cuando decidimos publicar nuestro periódico de huelga, también formamos un comité del periódico que se ocupa de la edición de los ejemplares que producimos. Hasta el momento pudimos publicar dos números de Los Trabajadores. El primero fue publicado con la ayuda de periodistas, fotógrafos y gráficos que trabajaron gratis para que pudiera salir el periódico. La venta del primer ejemplar superó el número de ventas de todos los periódicos en Grecia, y eso que sólo contamos con la ayuda de nuestra red de solidaridad y medios sociales. Con dicho ingreso pudimos producir el segundo número y ayudar a financiar la huelga. No tenemos ningún sponsor publicitario y no podemos utilizar la infraestructura de la compañía porque, cuando se enteraron de que estábamos produciendo el periódico de la huelga, primero apagaron la calefacción, después nos negaron el acceso a nuestro sistema de impresión y luego nos echaron de nuestras oficinas dejándonos afuera, sin medios entrar. Pero, con el apoyo de la gente de la red de solidaridad, demostramos que podemos hacer un periódico sin nuestros jefes.

 

¿Qué tipo de debates tienen entre los trabajadores del periódico?

En la asamblea general, en la que normalmente participan entre 150 a 550 trabajadores, no se discute solamente de la huelga, sino de política en general. Las sesiones son por lo general muy extensas, pero esto nos da tiempo para expresar nuestras opiniones y reflexionar sobre nuestra situación y nuestras posibilidades de acción. Intercambiamos opiniones no sólo sobre nuestro propio futuro profesional, sino también sobre qué tipo de periódicos queremos y cómo queremos que sean nuestras vidas.

El debate es muy abierto. Hay algunos trabajadores que siguen apoyando a nuestros jefes o que opinan que deberíamos simplemente llegar a un acuerdo monetario con ellos y abandonar la lucha, también están quienes quieren encontrar a un nuevo jefe. Después está la “gente loca” como yo que dice que deberíamos luchar por el control de los trabajadores del periódico. La mayoría apoya la idea de que deberíamos seguir la ruta legal y presionar a nuestros jefes para que firmen un acuerdo donde nos entreguen el periódico. Pero otros, como yo, van más lejos y dicen que deberíamos ocupar el periódico y tomar la producción bajo nuestro control, sin importar lo que digan los jefes. Al inicio de la huelga los compañeros a favor del control de los trabajadores éramos una minoría, pero esto cambió. Y esto no es porque nos volvimos revolucionarios de repente, sino porque el control de los trabajadores se ha vuelto una necesidad para nosotros, la única forma de sobrevivir. La mayoría de nosotros no somos revolucionarios. Hasta hace unos pocos meses vivíamos una vida normal, llevábamos una vida de clase media y luego todo ‘explotó’. Vivimos bajo extremas circunstancias, lo que hace que nuestras soluciones sean también extremas.

 

¿Qué significa para ti la experiencia que estás viviendo en Eleftherotypia?

Somos capaces de tomar todas las decisiones por nosotros mismos. Demostramos que podemos producir el periódico sin los patrones y de una manera democrática. Esta experiencia en sí es un nuevo proceso en Grecia. Antes, votábamos la dirección sindical cada dos años y dejábamos las decisiones en manos de ellos. Ahora sabemos que podemos tomar nuestras vidas en nuestras propias manos. Esta orientación no es común en la izquierda griega. El partido más grande a la izquierda de la Socialdemocracia (PASOK) es el Partido Comunista de Grecia (KKE), al que nosotros no le importamos mucho. El KKE apoya otras huelgas, como la de la Acería Helénica, que ya lleva más de 5 meses, pero no hablan sobre cómo continuar la lucha, tampoco dicen nada del control de los trabajadores, porque temen no poder controlarlo. Pero hay algunos partidos en la izquierda griega que sí nos apoyan. SYRIZA es uno de ellos, pero están divididos en su perspectiva. En mi opinión Grecia no puede superar esta crisis en el plano nacional. Nuestra lucha no puede ganarse solo en Grecia. Necesitamos una perspectiva internacional para combatir las llamadas ‘soluciones’ que los capitalistas a lo largo de Europa están proponiendo. Necesitamos la solidaridad internacional y una lucha común que nos pueda mostrar las soluciones a nuestros problemas cotidianos y una perspectiva que nos indique qué podemos hacer para que los capitalistas paguen por su crisis. Así como ellos no tiene patria, nosotros tampoco.

 

Claves:

PASOK: Movimiento Socialista Panhelénico, uno de los pilares del régimen capitalista griego y actualmente parte de la coalición del gobierno del primer ministro tecnócrata Lucas Papademos.

KKE: Partido Comunista de Grecia (estalinista). Levanta estratégicamente una perspectiva de colaboración de clases y ante la crisis ha llamado a elecciones anticipadas para aumentar su participación en el Congreso.

SYRIZA: Coalición reformista formada por una escisión del KKE y algunos grupos de la “extrema izquierda” de origen trotskista. Hoy su grupo más importante es el reformista Synapsismos del diputado Alexis Tsipras.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc