Entrevista al Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Max Huber

.

 

Durante 9 días, a mediados del mes de Julio del presente año, en la ciudad de Santiago, los operarios pertenecientes a la empresa de fotocopiado e impresión digital “Max Huber”, realizaron por primera vez una huelga exigiendo demandas de reajuste salarial. A continuación reproducimos parte de la entrevista realizada al secretario general del sindicato de los trabajadores de la empresa.

 

(…)

¿Ustedes abastecen la demanda del mercado nacional?

Si, el mercado nacional. Ahora hace poco, hace más de un año que la empresa inauguró una filial en Perú, con el mismo nombre, Max Huber Perú, que se dedica al mismo rubro: fotocopiado e impresión. Es una empresa que se está expandiendo. Aquí en Santiago tiene ocho locales, desde Apoquindo hasta Bandera, incluyendo también ciudad Empresarial

¿Y cuántos años tiene esta empresa?

Max Huber tiene 87 años, y va para el centenario. Es la primera huelga que tiene el sindicato en la historia de esta empresa.

¿Y cuántos años tiene el sindicato constituido?

El sindicato lleva 25 años más o menos. Y las personas que están en este momento en el sindicato son 37 personas, de las cuales somos todos operadores.

Cuál es la cantidad de personas que trabaja en las ocho filiales de Santiago?

Son alrededor entre 140 a 150 personas, y somos alrededor entre 55 y 60 operarios, y los demás son de la plana administrativa y ejecutivos.

Y la plana administrativa no está sindicalizada?

No, no está.  Teníamos gente, pero la empresa empezó a sacarla, a despedir gente, empezó a amedrentar para que se salieran del sindicato, porque para ellos son como gente de confianza.

¿Los administrativos tienen salarios más altos que los operarios?

Los salarios son más altos. A ellos se les paga si lo que es la gratificación más su sueldo. A ellos se les contrata por un sueldo más gratificación. Lo que nosotros no tenemos, y es por el mismo tema que estábamos peleando en la negociación colectiva. A ellos se les paga y a nosotros no. Según la empresa es para complementar el sueldo a los administrativos. Lo encontrábamos injusto, ya que a nosotros no nos querían complementar el sueldo.

¿Cuáles fueron las demandas puntuales de la huelga?

Llevábamos 15 años sin reajuste de sueldo según el Índice de Precios del Consumidor (IPC), los sueldos los teníamos congelados. Y los 15 años sin gratificación, que nunca se dieron. Eran algunas cosas pequeñas que nos daban. Nosotros le inculcábamos a la empresa de que viéramos el tema de las gratificaciones, y esta siempre se rehusó. Entonces, fue la negociación colectiva, y la gente optó por el 100% de lo que pedíamos: por el reajuste salarial según el IPC y por la gratificación. Y por eso nos fuimos a huelga.

¿Cuál era la gratificación por la que pelearon?

Peleábamos por el 4,75% que corresponde legalmente. Todos lo reciben acá, que mensualmente son 72 a 75 mil pesos. Eso es lo que estábamos pidiendo, porque no recibíamos nada. La negociación pasada llegamos a un acuerdo de un adelanto de gratificación que fueron 17 mil pesos, muy poco. No nos satisfacía, pero la gente optó por eso. Ahora pedimos el 100% de las demandas, no se logró, pero avanzamos en algo.

¿Qué demandas obtuvieron?

Quedamos con el contrato colectivo igual que antes, no perdimos ningún beneficio. El tema del IPC lo perdimos, ahora la negociación es en 4 años más, el tema del IPC lo vamos a recuperar recién al cuarto año. La gratificación se va a empezar a construir desde ahora; 30 mil pesos el primer año,  al segundo años serán 30 mil, el tercer año serán 50 mil y para el cuarto año serán 65 mil pesos. Ya la negociación que viene debiese ser el 100% de la gratificación y el 100% del reajuste según el IPC. Nos van a reajustar el salario en un 25% recién al tercer año.

Sabíamos que si salíamos a la calle, podíamos ganar o perder. Lamentablemente perdimos más cosas que ganamos, pero estamos con la conciencia tranquila. Con la huelga ganamos harta dignidad.

¿Cuál es el estado de ánimo de los trabajadores pese a que no se obtuvieron las demandas centrales?

Conformes y contentos, porque se logró quebrar la mano al dueño de la empresa, que es un patronal que siempre estuvo por quitarnos beneficios. Con esto le demostramos que el sindicato tiene fuerza, estuvimos 9 días en huelga. Aguantamos esos días, e inclusive como dirigentes queríamos seguir más. Pero también hay que ver el tema de “las lucas” de la gente. El tema de las deudas que tiene la gente, pero todos respondieron los 9 días, al 100% desde las 9 am hasta las 18 hrs pm. Nadie se descolgó. Fue una gran experiencia. Fue nuestra primera huelga y aprendimos harto. Cometimos hartos errores, pero aprendimos, nos interiorizamos de hartas cosas que no sabíamos. Ahora que volvimos al trabajo, ya nos estamos encontrando con cambio de gente, amenazas de jefes a trabajadores. Ayer [22 de julio] en esta sucursal un jefe de producción amenazó a un trabajador sindicalizado y fuimos a la Inspección del Trabajo a denunciar eso. Para apoyar a los trabajadores.

Yo como dirigente es la primera huelga que he tenido, y con esto me dio más ánimo para seguir luchando por la gente, ese es el fin del sindicato, es ganar beneficios. Y aprender de otros sindicatos, de otros grupos.

Actualmente existe un descontento en amplios sectores del mundo sindical con la dirección de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ¿Tú crees que es necesario plantear una alternativa al interior de la CUT?

Yo creo que sí. Hace falta crear otra agrupación. Asociarse en la CUT, sacar a la gente que está actualmente en la CUT, la gente que la dirige no tiene los mismos pensamientos que tenemos casi toda la mayoría de los sindicalistas. Si uno hace una encuesta, no es muy satisfactorio que le den el favor a la CUT. La gente piensa en hacer otra asociación gremial, que sea más grande que la CUT, o reformularla, rearmarla de nuevo, sacar a la gente que no sirve, que haya gente que vaya a la lucha. La fuerza represora ni respeto le tiene a la CUT. Que a un presidente de una central nacional de trabajadores le tiren agua a la primera, no puede ser.

Últimas palabras…

Nosotros inculcamos a la gente a que se organice, que entre al sindicato. Porque así ganaremos más respeto, y fortaleceremos la organización. Los patrones amedrentan a la gente para que no se meta al sindicato. La amedrenta laboral y psicológicamente para que no se integre en el sindicato. Y la gente como es “más ignorante”, no sabe, y nosotros estamos para mostrarles que tienen derechos, que ganemos beneficios. Muchos no saben los derechos que le corresponden, y la cuestión es que hay que educarse mutuamente. Yo entre al sindicato sin saber nada, pero he comenzado a aprender cuales son mis derechos como trabajador.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc