La lucha de los pescadores artesanales en el marco de la lucha de Aysén: ¿qué camino hay por delante?

Emiliano Cisternas

Este pasado 19 de Abril los pescadores artesanales de Aysén y Constitución protestaron nuevamente contra la ley de pesca. En la madrugada hubo cortes de rutas y barricadas en los principales caminos que unen Puerto Aysén y Chacabuco. Asimismo en Constitución unos 3.000 pescadores artesanales de la región del Maule hicieron barricadas y bloqueos de las principales rutas. La ley de pesca fue elaborada por la Conapach, y favorece a las empresas pesqueras y es una verdadera depredación del recurso pesquero que miles de familias tienen como sustento, al permitir la pesca por arrastre. En el marco de la importante lucha del pueblo trabajador y pobre de Aysén, los pescadores artesanales han jugado un rol importante. Fueron de los primeros sectores que se movilizaron. Y en los momentos en que el gobierno imponía el desvío momentáneo de la lucha y los dirigentes de la mesa social de Aysén se subordinaban a la exigencia de negociar sin movilización y sin cumplimiento efectivo de las demandas, los pescadores artesanales correctamente acusaban de traidores a Iván Fuentes, por negociar a espaldas del movimiento y firmar un acuerdo desfavorable para el pueblo trabajador y pobre de Aysén con Galilea, subsecretario de pesca. Según este, “Lo de Puerto Aysén, son grupos absolutamente minoritarios que no representan a la pesca artesanal de Aysén, y nosotros esperamos que se sumen a este acuerdo que nosotros creemos que es muy positivo para la región” (La Tercera, 19/04/2012). Y sobre el retiro de la ley de pesca, plantea que “eso no se va a hacer”.

O sea, mientras el gobierno responde con intransigencia, los dirigentes oficiales del movimiento de Aysén firman la paz social, permitiendo al gobierno lo que buscaba: la desmovilización para negociar bajo sus términos y así desviar toda la discusión al parlamento e instituciones hegemonizadas por el gobierno derechista de Piñera. El acuerdo firmado entre el gobierno y el movimiento de Aysén plantea la creación de un consejo zonal de pesca que regule las cuotas de pesca entre artesanales e industriales. La representación en dicho consejo de los artesanales será considerando las propuestas recogidas por la mesa social de Aysén. ¿Qué significa esto? Que los pescadores artesanales tendrán un rol a lo más auxiliar y consultivo frente a las decisiones que se tomen, que vendrán del gobierno en acuerdo con los dirigentes que ya han mostrado no llevan la lucha hasta el final. Y encima de todo, retirar la ley del congreso está descartado según el gobierno. O sea, cambiar algo cosmético para que de fondo nada cambie. Este desvío momentáneo orquestado por el gobierno y aceptado por los dirigentes permitió el apaciguamiento de la gran lucha de Aysén. El movimiento no fue desviado porque cediera ante la represión del gobierno y las amenazas de ley de seguridad interior del estado, sino porque faltó una alternativa frente a la política de diálogo social de los dirigentes. El valor, combatividad y grado de organización del pueblo pobre y trabajador de Aysén es un ejemplo de lucha. Los pescadores artesanales vieron parte de este problema del acuerdo firmado, y por eso se movilizaron y plantearon que no es un triunfo. Hay que profundizar ese camino, y pelear por el rechazo de la ley de pesca y retiro del congreso, y por retomar la lucha de Aysén. Y porque todos los recursos naturales sean estatizados y pasen a control directo de los trabajadores y pescadores artesanales, expropiando a las industrias pesqueras que saquean los recursos y dejan las sobras para el pueblo pobre y trabajador: una muestra más de este Chile neoliberal empresarial que la derecha y la concertación han administrado durante décadas.

Las empresas salmoneras y de diversos recursos pesqueros perciben ganancias millonarias cada año, mientras dan sueldos de hambre para los trabajadores y saquean los recursos que el pueblo pobre necesita para vivir. ¡Para retomar la lucha de Aysén es necesario atacar las ganancias privadas de los patrones y empresarios pesqueros, porque son ellos los que nos mantienen en la miseria a los trabajadores y pobres! Una dirección alternativa del movimiento hubiese planteado levantar una asamblea obrera y popular que fuera el organismo que aglutinara a todo el pueblo en lucha para triunfar, como planteamos desde el PTR/CCC: con delegados de las barricadas, de las dueñas de casa, sindicatos, pobladores, pescadores artesanales y estudiantes. A diferencia de los dirigentes del movimiento social por Aysén, es necesario un camino de autoorganización e independencia de clase, confiando solo en nuestras fuerzas, movilización y organismos propios, y no en el gobierno y sus falsas promesas que solo buscan desmovilizar y hacer cambios cosméticos que no toquen los negocios empresariales. El partido comunista también ha jugado un rol nefasto, al reivindicar Camila Vallejos la ubicación del senador por la zona de Renovación nacional Horvath, disfrazando este argumento con que tuvo un rol humano al plantear que la presencia de carabineros en la zona no era necesaria, lo cual es una farsa, ya que el mismo gobierno del cual es parte RN reprimió con balines de goma y lacrimógenas al pueblo pobre y trabajador de Aysén y Constitución.

12 de Mayo de 2012

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc