Basta de saqueo a los recursos naturales Estatización del litio bajo control de los trabajadores para financiar la educación, viviendas y salud gratuitas y de calidad para todos. Basta de saqueo tanto de los empresarios nacionales como trasnacionales.

 En la actualidad Chile es el mayor productor mundial del litio, que alcanza el 41 por ciento de todo lo que se genera en el mundo. Este material además ha sido calificado como el “petróleo blanco” del siglo XXI por su uso en las baterías recargables de equipos tecnológicos (celulares, mp3, notebooks), construcción de automóviles eléctricos e incluso  en la generación de energía nuclear.

Chile posee el 25% de la reserva mundial, junto con los salares de Uyuni, en Bolivia, y Hombre Muerto, en Argentina; forman lo que internacionalmente se conoce como ‘El Triángulo del Litio’, con una concentración de casi un 85% a nivel mundial.

Para hacerse una idea, “la batería de un auto eléctrico como el Nissan Leaf cuesta 20 mil dólares y el valor que aporta Chile en esa batería es de 40 dólares. Esa es la diferencia entre tener litio y entre tener el valor agregado” (radio U Chile, Chile y el litio: ¿Hacia dónde vamos en la industria del futuro?)

Actualmente el gobierno de Piñera está debatiendo como licitar a privados este importante recurso. Este tipo de licitaciones, similar a la del cobre, que comenzó con la dictadura y fue profundizada con la concertación, muestran como los empresarios y sus políticos solo piensan en sus jugosos negocios.

Por esto empiezan a surgir debates sobre qué rol juega el estado en la explotación de este recurso, sobre el valor que este debiese imponer de impuesto y sobre el royalty a la minería no metálica. La concertación posa de defender intereses nacionales en general, cuando en verdad, durante sus gobiernos aumentó drásticamente la explotación privada del cobre.

Pero más allá de los engaños de la concertación ¿sirve solo la estatización del litio?, la experiencia de Codelco nos dice que en manos del estado los recursos siguen estando para el beneficio de los empresarios, de sus políticos, de los milicos, pero no de los trabajadores ni de los amplios sectores populares, ni para la salud, educación y vivienda gratuitas y de calidad. Lo único que ganamos es que el empresario no se lleve para sí el recurso, pero la pregunta es ¿cómo logramos poner el litio y sus ganancias en función de las necesidades de los trabajadores y el pueblo pobre?, debemos empezar a impulsar una lucha por la estatización bajo control de los trabajadores, no de los empresarios, ni sus gobiernos, esta lucha pasa por cuestionar también las miseras e indignas condiciones de trabajo en la minería y terminar con la subcontratación, porque son los trabajadores los que producen las ganancias que se llevan los patrones.

Hoy no existe una alternativa política de los trabajadores que pelee por estas cosas, es por eso que desde el PTR (Partido de Trabajadores Revolucionario) luchamos por construir esta alternativa.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc