¡Cárcel y castigo efectivo a todos los violadores de DDHH!


Odladier Mena fue el primero director de la CNI (Central Nacional de Informaciones) durante la dictadura militar. Estuvo a cargo de la persecución, represión, asesinato, tortura y violación de los derechos humanos de los opositores a la dictadura pinochetista. Fue condenado por el asesinato de tres militantes sociales -en el año 1973, cuando Mena era comandante del regimiento donde ellos fueron asesinados- a una pena de sólo seis años de prisión, en el penal de lujo de Punta Peuco y, más encima, beneficiado con salidas dominicales. Hace unas semanas atrás, fue visto paseando y comprando por el mall Parque Arauco, durante un día sábado.Hace unos años existieron las mismas denuncias respecto a Álvaro Corvalán. La mayor parte de los militares que participaron en la violación masiva y sistemática a los derechos humanos en dictadura, están libres. Los pocos que están encarcelados, viven en condiciones de lujo, en una “cárcel” con espacios para jugar, parques, computadores y televisión. Esta es la verdadera cara de la justicia chilena: la misma que llena las cárceles de pobres, en condiciones de miseria y maltrato, la que persigue a los mapuche y a los luchadores obreros y populares.

La concertación y la derecha son las responsables de la impunidad, de que estos asesinos estén libres caminando por las calles. Son los herederos y sostenedores de toda la herencia de la dictadura.

Abajo la impunidad de los represores. Cárcel y castigo efectivo a los violadores de DDHH.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc