Comisión investigadora sobre el lucro ¿podemos depositar nuestra lucha confiando en estas instituciones?

Beatriz Bravo

El día jueves 19 de julio, el informe elaborado por la comisión investigadora sobre el lucro era rechazado en las aulas donde se codean los parlamentarios, la cámara de Diputados terminaba de sesionar con 46 votos a favor, 45 en contra y 2 abstenciones (éstas se suman a los votos en contra) de un total de 92 diputados. No es de extrañar, la derecha ha demostrado durante todo su periodo, como afila garras y colmillos para defender sus intereses, destinando millonarios recursos al perfeccionamiento de la represión, levantando montajes contra jóvenes y mapuche, reprimiendo brutalmente cada movilización que se ha levantado, elaborando leyes antiobreras como la “Ley Anticrisis” y buscando privatizar los recursos naturales como con la “Ley Longueira”. A su vez, dicha comisión, no pretende más que ser de “ente fiscalizador” del mercado educativo. Como movimiento estudiantil ¿Podemos depositar nuestra lucha confiando en estas instituciones?

Comisión investigadora sobre el lucro: un saludo a la bandera.

Uno de los debates que marcó la movilización del 2011 fue precisamente si queríamos regular el mercado educativo, generando nuevas instituciones conformadas por parlamentarios y tecnócratas, que pusieran en marcha una mayor “fiscalización”, o si queríamos destruirlo, acabar con el modelo neoliberal de educación exigiendo la educación gratuita en todos sus niveles y para todos. En las calles, los paros, las tomas, las asambleas y encuentros, la educación gratuita se instaló como la demanda central, transformándose rápidamente en el motor de nuestra lucha, intentando así derribar uno de los pilares fundamentales de la herencia de la dictadura pinochetista en Chile. Pero las direcciones demostraron ser la mayor piedra de tope para nuestra movilización. Las JJCC, la Izquierda Autónoma, y la UNE (denominada como la “ultra del CONFECh”), hicieron todo lo que estuvo a su alcance para ponernos de rodillas ante los parlamentarios, y así, cumplir su objetivo, regular el mercado educativo. Así nace la Comisión Investigadora sobre el Lucro, que no es más que un ente regulador, que desde ya deja en evidencia que para lograr la educación gratuita, es necesario ir por todo, y así derribar la herencia pinochetista y todas sus instituciones, sin depositar nuestra confianza en los empresarios que se enriquecen día a día a costa de los explotados y oprimidos.

No podemos depositar nuestra confianza en estos organismos que intentan maquillar la herencia pinochetista. El PC saluda activamente el informe de la comisión, pero ¿Qué dice ésta? Que la educación superior tiene un vacío, pues no ha sido regulada, que hay al menos 7 instituciones que presentan graves rasgos de lucro ¿Qué significa entonces, el saludo efusivo del PC ante el informe de la comisión? Deja en evidencia su política, que no apunta a acabar con la herencia pinochetista, sino, reformarla, maquillarla y “democratizarla”.

¡Derribemos la educación de mercado!

Para esto es necesario rearticular y retomar la lucha del 2011 por la educación gratuita, barriendo con las direcciones que nos han traicionado e intentan ponernos de rodillas. Ninguna confianza en el parlamento y sus instituciones, que defienden los intereses de los empresarios ¡La educación gratuita se gana con lucha, paros, tomas y marchas y SIN BUROCRACIA!

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc