CPS del PTR-CcC n° 108 El 21 de mayo de Piñera y La otra explicación y

Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 108

14-5-2012

Nicolás Miranda

 

La otra explicación

 

Las últimas dos encuestas, vuelven a confirmar la baja aprobación a Piñera, a su Gobierno, a su desempeño en las áreas que ellos mismos consideran relevantes (seguridad, por ejemplo), a los partidos patronales de la derecha y la Concertación, al Parlamento.

A su vez, el Estado muestra que sólo está para asegurar la impunidad de los patrones, y que es un botín para el enriquecimiento de los funcionarios designados sea por la Concertación, sea por la derecha: una periodista a cargo de la ONEMI en un país sísmico, funcionarios de la Armada que deben comunicarse con los centros mundiales de monitoreo de tsunamis que no hablan otros idiomas. Y después de este Estado de la impunidad patronal y el botín particular, el tsunami: el juicio en curso está mostrando las responsabilidades del SHOA y la ONEMI.

Todo lo hecho, a sangre y fuego por la dictadura y preservado y profundizado por la derecha y la Concertación, está cuestionado.

Aún con la economía creciendo en un mundo en crisis. Y la derecha no entiende nada. Y busca explicarlo: que la personalidad de Piñera, que generaron altas expectativas, que aún no se ven los beneficios de sus leyes, que las redes sociales y la tecnología empoderaron a “la gente”.

Hay algo más.

 

El 21 de mayo de Piñera y la derecha es el de autocomplacencia con sus logros, que nos lo quieren decir en cadena nacional de televisión: “ingreso ético; 7% de los jubilados; posnatal de seis meses; reforma educacional, y tantos más”, nos dice la derecha. Si, nos lo tienen que repetir una y otra vez, porque no cunden.

¿Por qué?

Insisten en problemas de comunicación, y por eso quieren gastarnos los oídos repitiendo sus “logros de gestión”. ¿Será eso?

 

El otro dato de la encuesta CEP

La encuesta Adimark difundida días antes de la encuesta CEP nos vuelve a mostrar lo mismo: Piñera obtuvo su índice de aprobación más bajo en lo que va de su mandato: Sólo un 26% aprueba su gestión versus un 67% de rechazo. A la vez, aumentó la identificación con la “Oposición” a un 38% (era 34% en marzo) en contraste con la identificación con el “Gobierno”, que vuelve a disminuir quedando en un 24%. La aprobación de la Coalición por el Cambio retrocede un punto quedando en 23%, mientras que la Concertación disminuye a un 19% (era 21% en marzo).

Lo que se difunde en la encuesta CEP es lo que venimos viendo encuesta tras encuesta: Piñera obtiene un 24% de aprobación ciudadana, el rechazo a la alcanzó un 59%.

Pero hay otro dato. Cuando se pregunta por los problemas principales, vuelven a aparecer en los 3 primeros lugares: educación (46%, pero cae del 53% de diciembre 2011), delincuencia (45%, pero cae del 55%), salud (42%, aumentando desde el 40%).

El otro dato, es lo que le sigue: sueldos y pobreza. Que son los que más suben en la preocupación: los sueldos alcanza un 31% de preocupación, cuando era del 25% en la anterior medición. La pobreza alcanza en 28%, subiendo desde el 25% anterior.

Sueldos. Sueldos de hambre.

Con la discusión de la reforma tributaria, salió a la discusión pública la base de la desigualdad: la impunidad de la explotación patronal contra los trabajadores en los lugares de trabajo. El 80% gana menos de $300.000. Las necesidades más básicas (alimento y transporte) cuestan $250.000 al mes.

Esto está en la base, de la herencia pinochetista. La que está siendo cuestionada en las calles, principalmente por el movimiento estudiantil. Por aca viene la verdadera explicación.

 

La otra explicación: se está luchando contra la herencia pinochetista

El movimiento estudiantil en el 2011, y sigue mostrando su disposición a salir a luchar como la marcha de más de 100.000 el 25 de abril, cuestionó en las calles una de las herencias de la dictadura, conservada y profundizada por la derecha y la Concertación: la educación de mercado.

El pueblo trabajador de las Regiones empobrecidas porque sus riquezas sólo benefician a las empresas que allí explotan sus recursos naturales–como en Aysen, ahora Calama-, salieron a las calles contra esta situación.

Los trabajadores subcontratistas del cobre vienen saliendo a impugnar al menos los aspectos más irritantes de esta división entre trabajadores de primera y trabajadores de segunda que imponen los patrones: fue en Escondida recientemente, se anuncia ahora para Codelco y algunas empresas privadas del cobre.

La diversidad sexual sale a las calles por la Ley Zamudio tras ese brutal y reciente crimen de odio.

Las calles vuelven a ser escenario de la lucha contra algunas de las herencias pinochetistas. En la lucha se demuestra que es necesario y posible volver a salir a luchar por conquistar nuestros derechos e intereses.

Es esto, y no sólo los propios problemas del gobierno de los empresarios de la derecha o los falsos amigos del pueblo de la Concertación, lo que los mantiene bajos en las encuestas. En una crisis contenida del régimen heredado de la dictadura que se agrieta con cada nuevo rechazo y cada nueva lucha. Pero es un dique que aún no se rompe. ¿Por qué?

No es por su fortaleza. Desesperados, comprueban que, ni anuncios a favor de los empresarios, como la reforma tributaria, ni sus “leyes sociales” de esa pretendida derecha nueva o popular, logran cambiar este curso de los acontecimientos.

 

Ni derecha ni concertación

Abajo toda la herencia pinochetista

Por la unidad de las luchas de los trabajadores, los estudiantes, la juventud explotada y oprimida

Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles

Pero la burocracia estudiantil y sindical nos dividen: en esta sola semana anterior a la movilización del 21 nos movilizaremos en ¡3 marchas separadas!: el 16 la estudiantil, el 17 de los subcontratistas del cobre, el 18 de Calama. La división nos debilita y favorece al gobierno. Tenemos que unir todas nuestras fuerzas en una sola lucha.

Por su parte, el PC vuelve a sostener por izquierda a la Concertación con su pacto político-electoral, yendo incluso en listas comunes con el PPD y PRSD, es decir, como parte de las listas de la Concertación.

Hay que hacer del 21 de mayo, el punto de inicio de un gran encuentro de las organizaciones de trabajadores, estudiantes, la juventud explotada y oprimida, la diversidad sexual, para discutir un plan de lucha y preparar la lucha por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles para terminar con toda la herencia pinochetista.

Para esta lucha, hace falta una alternativa, trotskista, como la que luchamos por construir desde nuestra joven liga de trabajadores y estudiantes, el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase, que lucha por poner en pie un partido para la lucha de clases, con una política de clase independiente de toda variante patronal: ni derecha, ni Concertación.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc