CPS del PTR-CcC n° 112 En el nombre de la democracia, para ricos

Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 112

10-6-2012

Nicolás Miranda

 

 

El pinochetismo acaba de realizar su provocativo primer acto público tras la muerte del dictador en el Caupolicán en este domingo gris. Las organizaciones de izquierda, los organismos de DDHH, la Concertación misma que lo dejó en la impunidad como a la mayoría de los represores, lo repudiaron y demandaron que el Gobierno no lo autorizara, también se presentaron recursos judiciales para impedir su realización.

La Justicia patronal rechazó el recurso, admitiendo el acto. Carabineros los protegió.

El Gobierno respondió que en democracia, en un Estado de Derecho, todos tienen libertad de reunión y asociación.

No es cierto. La izquierda es perseguida y criminalizada. El llamado caso bombas lo demostró: inocentes –como confirmó el fallo del tribunal- fueron perseguidos por “asociación ilícita”. Para el Gobierno que los persiguió, el pinochetismo no es una asociación ilícita. Y los defiende. Envalentonados, a la salida del acto, anunciaron que promoverían un movimiento pinochetista que llamarían Avanzada Nacional.

En el nombre de la democracia para ricos, alientan a los que a sangre y fuego dieron un golpe de Estado y una de las dictaduras más sangrientas de América Latina. En el nombre de la democracia, para ricos, persiguen y criminalizan a la izquierda.

¿Por qué el pinochetismo sacó la cabeza nuevamente, ahora?

 

Preparando nuevos ataques

La burguesía está metiendo presión: quieren pasar al ataque. Con la exigencia de los Matte a través de Colbún, y tras ellos de muchos empresarios sonó la campana de largada: hay que pasar al ataque.

En el área energética, exigen terminar con las protestas y los movimientos contra la depredación ambiental, y los recursos judiciales que tienen frenadas sus inversiones (18 de 100, que representan 22 mil millones de dólares).

En la educación, pasan a la ofensiva buscando con sus proyectos de ley legitimar la educación de mercado creando nuevas e inútiles instituciones como la Superintendencia de Educación.

La mayor ofensiva es contra los trabajadores: ahora, pretenden hacer pagar la crisis capitalista mundial a los trabajadores con el Gobierno anunciando una nueva embestida explotadora, planteando una rebaja de tiempo de trabajo y de salarios para así evitar ser despedidos.

El gobierno, y todo el régimen político heredado de la dictadura, están debilitados. No sólo está debilitado: el movimiento estudiantil y el pueblo trabajador en las calles están enfrentando los padecimientos que la herencia pinochetista de las manos de los Gobiernos de la Concertación y la derecha le asestan día a día. La lucha de clases se viene intensificando. Entonces, ¿podrán llevar adelante estos ataques?

 

Los escuálidos

El Gobierno se contenta con un escuálido apoyo del 33% en la última encuesta.

Su comisión 27-F que teledirigió contra Bachelet fue cuestionada por sus mismos intelectuales como el director de Adimark Roberto Mendez. Longueira terminó dando explicaciones por el video.

El caso bombas les estalló en la cara: buscaron deslindarse de sus responsabilidades desde el Ministerio del Interior, traspasándolas a la Fiscalía, y ésta, las traspasó a Carabineros por su ineficiencia en la investigación, cuando el Gobierno, se apoya, para gobernar y enfrentar la lucha en las calles, en la represión policial.

Cuando buscan legitimar la educación de mercado, les salta la Universidad del Mar mostrando el abuso de los empresarios de la educación: se enriquecen a costa de los estudiantes; explotan a sus trabajadores –profesores y funcionarios- dejando de pagarles sus sueldos e imposiciones mientras se embolsan multimillonarias ganancias; y así, degradan la calidad de la educación.

Sus pares, los empresarios, los cuestionan por la tardanza en los ataques.

La Concertación quiere poner paños fríos ofreciéndose Escalona como articulador de acuerdos, y el Gobierno les sale con este ataque explotador contra los trabajadores que obliga a la Concertación a tener que rechazarlo para poder seguir posando falsamente como amigos del pueblo, dificultando llegar a acuerdos.

Impulsan una comisión de diputados por el caso bombas, y les sale de presidente de la comisión Alinco, con votos de la derecha, y no un parlamentario de la Concertación.

Todo lo que les pueda salir mal, les sale mal. La debilidad de los herederos de la dictadura –la derecha y la Concertación que preservó y profundizó su obra- no hace más que profundizarse. De este modo, difícilmente puedan pasar los ataques que sus jefes los patrones están exigiendo.

 

Es el futuro, estúpido

Se puede seguir parafraseando este slogan de la campaña electoral de Bill Clinton. Es que hoy muchos dicen que se trata, este acto del pinochetismo, de algo del pasado, de una minoría trasnochada.

No es cierto. Es una fracción de la clase patronal que se prepara ante lo que califican un gobierno débil que se parece al 5º Gobierno de la Concertación. Porque, dicen corporativamente los militares retirados y funcionarios civiles de la dictadura, no excarceló a los represores. Porque, dicen los patrones, no pasaron al ataque contra el pueblo trabajador tal como ellos esperaban. Porque respaldaron el acto parlamentarios de la derecha que hoy día están en el Parlamento: el senador de RN, Carlos Kuschel, y los diputados RN Alberto Cardemil, UDI María Angélica Cristi, UDI Iván Moreira y UDI Jorge Ulloa. Porque tienen sus grupos neonazis como los que hoy en las afueras estuvieron con armas blancas, y hace apenas pocos meses asesinaron a Daniel Zamudio. Porque es en estos días que Francisco Javier Cuadra ex Ministro de Pinochet declaró que “probablemente puede ir surgiendo una reacción contraria al sistema del partidos, y se lleve a cumplir el ADN de la república de Chile; periodos de democracia desgastada, seguidos de irrupciones autoritarias”. Y también lo dijo en televisión Carlos Larraín.

Y quieren hacerlo ahora. Ahora que se encuentran con el movimiento estudiantil en las calles, las tomas y los paros como el 2011, con el pueblo de Aysen, Magallanes y Freirina. Con los trabajadores estos días volviendo a tensar sus músculos, especialmente los trabajadores subcontratados de la minería, el comercio, los servicios.

Y entonces se preparan. Para pasar a nuevos ataques. En el medio de la crisis capitalista mundial, y con una mayor actividad de la lucha de clases en Chile. Y todo, en nombre de esta democracia para ricos.

 

Ni derecha ni Concertación

La democracia para ricos protege a golpistas y represores

Hay que terminar con toda la herencia pinochetista

Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización

 

El acto público del pinochetismo –protegido por la Justicia para ricos, por Carabineros, respaldado por parlamentarios de la derecha, avalado por el Gobierno- es un insulto a los miles que asesinaron, exiliaron, torturaron. Y es una amenaza para los miles que hoy luchan o se disponen a luchar por sus derechos e intereses contra los abusos, impunidad y explotación de los patrones y sus políticos de la Concertación y la derecha.

Es necesario terminar con toda esta herencia de la dictadura de Pinochet al que homenajearon en este acto.

Para el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase/ PTR-CcC, la resolución íntegra y efectiva sólo podrá venir de la lucha por una República de Trabajadores basada en sus organismos de democracia directa, en el camino al socialismo. En este camino, hoy, debemos luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles.

La tarea de esta hora, es, para terminar con toda la herencia pinochetista, poner en pie una alternativa, trotskista, como la que luchamos por construir desde nuestra joven liga de trabajadores y estudiantes, el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase, que lucha por poner en pie un partido para la lucha de clases, con una política de clase independiente de toda variante patronal: ni derecha, ni Concertación.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc