bbrasil

CPS del PTR-CcC n° 114 Hechos y palabras

Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 114

7-7-2012

Nicolás Miranda

 

Hechos y palabras

 

En estos días, el régimen de la derecha y la Concertación heredero de la dictadura, está votando un miserable aumento del sueldo mínimo a la cifra de hambre de $193.000 que propuso el Gobierno (llegando tal vez a la igualmente miserable cifra de $195.000). Esto es lo que tiene para dar la patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación a la clase trabajadora: salarios de hambre.

En estos mismos días, los diputados rechazaron una vía (que igualmente nada soluciona) para terminar con el binominal: el aumento de la cantidad de diputados. Esto es lo que tiene para dar la patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación a la clase trabajadora: el mismo régimen autoritario que se auto-elige a sí mismo.

En estos mismos días, las Universidades- empresa se negaban a entregar sus balances financieros, y el Ministro de Educación admitía que nada podían hacer. Esto es lo que tiene para dar la patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación a la clase trabajadora: un mercado de la educación que sólo cuida de sus estados financieros, sus ganancias (y si los entrega, sabe de antemano que el Estado no tiene ninguna injerencia, aún creando una Superintendencia de Educación).

En estos mismos días, las postas se veían sobrepasadas sin capacidad de atender las necesidades de salud del pueblo trabajador, y se inventaron excusas (más accidentes, etc.) hasta que los trabajadores de la Salud dijeron de qué se trataba: reducción de personal, y de los espacios físicos de atención. Esto es lo que tiene para dar la patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación a la clase trabajadora: la privatización gradual pero interminable de la Salud, creando una salud para ricos y otra para pobres.

En estos mismos días, el Gobierno anuncia la entrada en la licitación del litio por parte de Codelco, para legitimar este proceso. Esto es lo que tiene para dar la patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación a la clase trabajadora: la entrega de nuestros recursos naturales a la voracidad de las empresas imperialistas y nacionales.

Eso es el régimen de la derecha y la Concertación heredado de la dictadura: salarios de hambre, autoritarismo del régimen político, más educación y salud de mercado con una de primera para los que pueden pagar y una de segunda para el pueblo trabajador, la entrega de nuestros recursos naturales.

Y el descontento se alimenta: una nueva encuesta acaba de dar un bajísimo 34% de apoyo al Gobierno, la movilización estudiantil del 28/6 volvió a movilizar más de 100.000 estudiantes, la CUT convocó a una movilización el 5/7 aunque reducida por ser burocráticamente hecha, y una creciente actividad huelguística, especialmente de trabajadores subcontratados, vuelve a las calles.

Ante este descontento creciente, la clase patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación, se llenan la boca de palabras vacías, y preparan algunos hechos para proteger sus intereses contra el pueblo trabajador.

 

Palabras vacías

Son las que dicen que quieren reformar el autoritario régimen político: el binominal, los Intendentes designados, los parlamentarios designados, la entrega de nuestros recursos naturales por procedimientos tramposos, la represión constante contra el pueblo mapuche y su justa lucha. Es que ven la necesidad de hacer alguna reforma cosmética por arriba para que no se le imponga desde las calles, con la vieja idea de cambiar algo para que nada cambie.

Pero son sólo palabras vacías: Carlos Larraín y sus diputados de RN rechazaron el aumento de diputados a 120 como vía (que igualmente nada soluciona) para terminar con el binominal.

Son también palabras vacías las de llegar a un sueldo mínimo que mínimamente responda a las necesidades básicas: los RN que hablaron y hablaron de un sueldo mínimo de $200.000 (que tampoco satisface las necesidades básicas) finalmente votaron la propuesta miserable del Gobierno. Lo mismo los de la Concertación: aunque hablaron de los $250.000 de la CUT (que tampoco satisface las necesidades básicas), permitieron que se votara la propuesta del Gobierno: casi todo el PPD se retiró de la sala, de la DC tres de sus parlamentarios.

Puede ser que, sintiéndose más amenazados, se vean obligados a finalmente dar el paso que se resisten a dar de al menos hacer algunas reformas cosméticas.

Pero por ahora, es otro el camino que están tomando.

 

Los duros hechos de la represión

Ante el descontento creciente, la creciente y mayor lucha de clases, la clase patronal y sus políticos de la derecha y la Concertación endurecen –preparatoriamente- sus medidas represivas. En la movilización estudiantil del 28/6, un Carabinero disparó al aire con su arma de servicio, y fue reivindicado por la oficialidad –esto después del asesinato reciente de Manuel Gutiérrez. Los ataques a los organismos de DDHH (como el Instituto de Derechos Humanos y el Museo de la Memoria) se repiten por parte de toda la derecha. Los parlamentarios citaron al jefe de la ANI para fortalecer el organismo de inteligencia contra las organizaciones de izquierda, estudiantiles, sindicales y del pueblo mapuche. El Gobierno repone la discusión de la maldita ley Hinzpeter que persigue el derecho elemental a manifestarse y luchar por nuestros derechos. El Gobierno prohíbe una movilización de la CUT. Los allanamientos contra las comunidades mapuche son cada vez más seguidas y más violentas. Más grave aún: le Estrategia de Seguridad del Gobierno, abre las puertas para la intervención de las FFAA en problemas de “seguridad interna”.

Todas medidas preparatorias para blindar la herencia de la dictadura. Aunque todavía, lo que prevalece es la debilidad del Gobierno y los partidos patronales de la derecha y la Concertación.

 

La debilidad del Gobierno, la derecha y la Concertación

El Gobierno sigue débil: lo vemos en la escena de la entrevista a Piñera de la BBC con un Presidente que ni siquiera puede responder una pregunta; lo vemos en el apoyo de apenas un 34% en las encuestas.

Débiles están también los partidos de la clase patronal. Lo vemos en la pelea a cuchillazos entre la derecha, con RN negándose a participar en el Consejo Ampliado de la UDI; al interior de la derecha con una parte de RN a favor de Carlos Larraín en la discusión del salario mínimo y la otra en contra, con la UDI dividida entre los llamados “pragmáticos” que plantean la necesidad de reformas cosméticas y los que quieren que no se toque ni una coma de nada. Lo vemos en la pelea a cuchillazos en la Concertación: el PPD habla de girar a izquierda pero permite al Gobierno su miserable aumento de sueldo mínimo y su reforma tributaria; la DC debate si abrirse o no al PC para terminar planteando una gira electoral común; el PS sigue viviendo la renuncia de sus parlamentarios, como recientemente la de Marcelo Días, el quinto que renuncia en los últimos años.

Y todos los días una política distinta: un día amenazan con la crisis para avanzar en la flexibilización laboral y asustar para que no luchemos por nuestros derechos, y al día siguiente hablan del crecimiento de la economía y la inversión para mostrar sus “logros” (que sólo benefician a los empresarios).

Con esta debilidad de la derecha y la Concertación, y aprovechando las elecciones que se vienen, otras variantes se preparan para tratar de oxigenar el régimen heredado de la dictadura, entre ellos el PRO de MEO. Pero las elecciones no parece que puedan lograr aplacar el descontento y los procesos de lucha de clases que se vienen desarrollando. Y partidos como el PRO no son más que una variante más dentro de lo mismo (recordemos, por ejemplo, que en su campaña presidencial MEO estaba a favor de abrir Codelco a la inversión privada).

Esto sigue dando tiempo para avanzar en la lucha contra toda la herencia de la dictadura.

 

Ni derecha ni Concertación

Hay que terminar con toda la herencia pinochetista

Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización

 

Pero para aprovechar este tiempo a favor, hay que sacarse de encima a las actuales direcciones oficiales. La dirección oficial de la CUT –codirigida por el PS de Arturo Martínez y el PC- convocó tarde y sin preparación a una movilización, que sin paro y siendo convocada a media mañana, sólo podía resultar en lo que fue: reducida, casi sin posibilidad de que los trabajadores de base se movilizaran, en una nueva actividad burocrática. La dirección oficial de la Confech –Izq  uierda Autónoma de Boric, JJCC de Camila Vallejos, UNE y otros- convoca a marcha esporádicas que muestran el ánimo y voluntad de lucha de miles, pero se niegan a preparar y organizar una lucha desde la base para ganar como la del 2011, poniendo el acento en su documento de propuestas que discuten en el Parlamento. Los parlamentarios (muchos de ellos empresarios de la educación) no hacen caso a las palabras: debemos imponer nuestras demandas con nuestra lucha. El PC avanza en los hechos cada vez más en un pacto con la Concertación: lista conjunta con el PRSD y el PPD (el mismo que permitió la propuesta de salario mínimo del Gobierno y su reforma tributaria), coordinación permanente de la “oposición”, giras electorales conjuntas con la DC.

Es necesario terminar con toda esta herencia de la dictadura de Pinochet.

Para el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase/ PTR-CcC, la resolución íntegra y efectiva sólo podrá venir de la lucha por una República de Trabajadores basada en sus organismos de democracia directa, en el camino al socialismo. En este camino, hoy, debemos luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles.

La tarea de esta hora, es, para terminar con toda la herencia pinochetista, poner en pie una alternativa, trotskista, como la que luchamos por construir desde nuestra joven liga de trabajadores y estudiantes, el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase, que lucha por poner en pie un partido para la lucha de clases, con una política de clase independiente de toda variante patronal: ni derecha, ni Concertación.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc