bbrasil

CPS del PTR-CcC n° 115 Represión ante los límites del Chile heredado del pinochetismo

Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 115

29-7-2012

Nicolás Miranda

 

 

El Chile heredado del pinochetismo que conservó y profundizó la Concertación y la derecha, muestra que llega a sus límites: la encuesta CASEN muestra una altísima pobreza e indigencia de casi el 17%. No solo eso: esta encuesta no mide la realidad, y las cifras reales se situaría en alrededor del 30%. Además (aún considerando que como se mide no da cuenta de la realidad), la tendencia a la baja se detuvo en el 2006. Y ahora el gobierno hace una campaña mediática diciendo que bajó, algo falso.

El 10% más pobre  gana $135.108, el 10% más rico (acá no se cuentan los más ricos de todos, ni las ganancias empresariales), gana $3.052.108. El 20% más rico se lleva el 54,5% de los ingresos autónomos del país, mientras el 20% más pobre sólo se queda con el 4%.

El llamado “modelo” heredado de la dictadura dice, en boca de la Concertación y la derecha, que con crecimiento económico se terminaría con la pobreza y las injusticias. Ha fracasado.

¿Por qué hay tanta pobreza? Porque la clase patronal se enriquece a costa de la clase trabajadora, a la que mantiene con salarios de hambre; porque los impuestos –y ahora se viene la discusión de la reforma tributaria- favorece a los empresarios; porque se entregan nuestras riquezas naturales a las grandes empresas imperialistas y de los grupos económicos. La democracia para ricos de la Concertación y la derecha asegura la abundancia de un puñado de empresarios y la explotación y miseria de millones del pueblo trabajador.

No sólo eso: la coyuntura de crecimiento económico tras el terremoto –en el medio de la crisis económica mundial del capitalismo- se acerca a su fin.

Ahora el Gobierno anuncia su Agenda de Impulso Social (más bonos, campañas como “1 niño, 1 cama”, etc.) enfocada en ese 3% de extrema indigencia. Lo cierto, es que el 70% de Chile gana menos de $370.000. El problema es de masas. Las políticas focalizadas de la Concertación y la derecha no sirven para nada.

Y preparan nuevos ataques: la entrega de los recursos pesqueros a sólo 7 empresas. Un nuevo ataque privatizador contra la Salud y sus trabajadores. La defensa acérrima del negocio de la educación con el ministro Beyer rechazando las denuncias contra el lucro de las Universidades-empresa. La entrega del litio a las empresas imperialistas.

El Parlamento binominal aprueba todos y cada uno de los ataques contra el pueblo trabajador, y así profundiza la pobreza, los salarios de hambre, el negocio de la educación y la salud a costa del pueblo trabajador. Por eso las elecciones no atraen a nadie: de los millones de nuevos votantes con la inscripción automática y voto voluntario, sólo irían a votar un 4 o 5%. Las voces de alarma se encienden: el presidente del Senado el PS Escalona anuncia que la “situación se puede volver inmanejable”.

No es así todavía. Pero sí hay una tendencia a una mayor lucha de clases. Casi 90 cortes de rutas, calles y caminos en estos 7 meses del 2012. Paros y movilizaciones de trabajadores subcontratados. Una renovada movilización del pueblo- nación mapuche con sus justas demandas por sus territorios. Y todo se tensiona: aumentan las denuncias de abusos sexuales que cuestionan las instituciones como la Iglesia y las autoritarias autoridades de las escuelas, grupos ultraderechistas golpean a la diversidad sexual.

Para esto se prepara el Gobierno, la derecha, la Concertación y los empresarios. Con anuncios sobre reformas políticas que no pasan de las palabras, y ya a nadie interesan. Y con acciones bien prácticas, como su Cumbre de la Represión.

Y esto a las puertas del mes de agosto, el mes de asesinato de Manuel Gutiérrez con sus asesinos de Carabineros aún impunes.

 

Los años locos

En las calles esta realidad se siente. Aún así los empresarios siguen embolsando sus fabulosas ganancias y apropiándose de la riqueza que los trabajadores producen con distancias enormes entre los que más ganan y los que menos ganan. El Gobierno se endureció en su defensa: la reciente discusión del salario mínimo lo comprobó, la reforma tributaria los sigue favoreciendo. Los partidos de la Concertación y la derecha inscriben sus listas electorales preocupados de asegurar sus puestos de sueldos millonarios en el Parlamento, las Municipalidades y los Concejales. Muchos están allí a perpetuidad, como pequeños monarcas: hay 26 Municipios donde los alcaldes cumplen 20 años en el cargo, 23 llevan 16 años y 42 llevan 12 años. Muchas autoridades no son elegidas por nadie, como los Intendentes. Los parlamentarios se aumentan los sueldos de 5 a 7 millones de pesos. La izquierda del régimen quiere entrar a la fiesta de la democracia para ricos: el PC está en un pacto político con la Concertación inscribiendo una lista conjunta para concejales con el PPD y el PRSD; nuevas organizaciones piden un lugar en esta fiesta, como la Izquierda Ciudadana de Aguiló y otros que usa el nombre de las movilizaciones del 2011. Francotiradores como MEO al final negocian espacios con la Concertación –como hicieron al dejarle el campo libre a la Concertación de la PPD Carolina Tohá en Santiago. Las reformas al binominal de RN y la DC para oxigenar este régimen político heredado de la dictadura no pasa de las palabras. El rechazo y la indiferencia prevalece en las calles. Aún no termina de cobrar forma. Las direcciones oficiales –de la CUT, de la Confech- colaboran en esto. Y eso le da tiempo al Gobierno. Y lo aprovecha.

 

La Cumbre de la Represión   

Ante una nueva arremetida de la justa lucha del pueblo- nación mapuche por su territorio, el Gobierno convocó a su Cumbre de la Represión. Aseguraron que aumentarán las medidas represivas. Comenzaron por enviar más Carabineros que actúan como fuerza de ocupación, y con toda impunidad reprimen violando los DDHH. Las denuncias de torturas, allanamientos, montajes, auto-atentados, defensa de los empresarios atacando a los mapuche, los baleos a niños y adultos mayores, se multiplican.

Es el Gobierno de la represión.

Ahora avanzan con la Ley Hinzpeter que busca la máxima represión a los que luchan, abriendo una amplia capacidad arbitraria de decisión para encarcelar a quien se movilice (al hablar de “desórdenes” en general). Pretenden una vez más que “no se mueva una hoja” si ellos no lo permiten.

El ministro de Justicia Teodoro Ribera, afirmó que haría uso de su arma de fuego si su vida estuviera en riesgo por un asalto, y lo dijo en medio de la agudización de los enfrentamientos en la Araucanía.

Los grandes empresarios de la zona llamaron a aplicar medidas de la dictadura, pidiendo que se decrete un “estado de excepción”.

Lo hicieron también los pequeños propietarios, agricultores que llamaron a armarse contra el “terrorismo”.

No sólo eso, están formadas guardias para-policiales: el presidente de Vigilancia Rural de los Pequeños Agricultores de la IX Región, Joel Ovalle, dijo que “voy a seguir insistiendo que sigan comprando armas y apenas entre un delincuente que le coloquen balazos”.

Hay que parar esta arremetida represiva, que está aún en los márgenes de la política nacional, pero que se viene instalando crecientemente.

 

No a la Ley Hinzpeter. Basta de impunidad policial

Pongamos en pie una Coordinadora Nacional contra la Represión

El mes de agosto conmemora un muerto de la lucha estudiantil, Manuel Gutiérrez, asesinado por Carabineros que siguen en la impunidad. Y un año de las jornadas del 4 y del 24 y 25 de agosto del 2011, cuando el movimiento estudiantil en las calles y con una convocatoria a paro de los trabajadores, enfrentó un estado de sitio de hecho con Carabineros ocupando las calles y reprimiendo a mansalva hasta el asesinato de Manuel Gutiérrez, que culminó con los cacerolazos por la noche. Hay convocatorias a nuevas movilizaciones previstas el 4 y el 8 de agosto. Todos debemos movilizarnos.

Ante la dura represión policial en la Araucanía, se empiezan a desarrollar movilizaciones en rechazo. El viernes 27 en Ahumada con Huerfanos más de 500 marcharon en apoyo a los mapuche y contra la represión. Y ese mismo día se tomó la sede la UNICEF contra el baleo a niños mapuche. El sábado 28 hubo concentraciones en la Plaza de la Constitución, y también en la Plaza de Maipú. Mientras en Angol la comunidad Wente Winkul Mapu realizó un Yeyipun en apoyo a comuneros llamados presos políticos mapuche.

Organismos de DDHH y sindicatos están recolectando firmas contra la Ley Hinzpeter.

Son los primeros pasos, pero hay que fortalecerlos. Es necesario unir todas las movilizaciones y organizaciones en una Coordinadora contra la Represión, que comience por exigir el rechazo a la Ley Hinzpeter, el cese de la represión de Carabineros en la Araucanía, el castigo a los asesinos de Manuel Gutiérrez.

Pero es todo el régimen heredado del pinochetismo, encerrado en la defensa de los intereses de los empresarios y sus juegos electorales, el responsable de todo esto.

 

Ni derecha ni Concertación

Hay que terminar con toda la herencia pinochetista

Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización

 

El Parlamento binominal, las municipalidades de los pequeños monarcas que se perpetúan en sus cargos, sólo están al servicio de los empresarios y sus ganancias a costa de nuestra pobreza y nuestros salarios de hambre.

Es necesario terminar con toda esta herencia de la dictadura de Pinochet.

Para el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase/ PTR-CcC, la resolución íntegra y efectiva sólo podrá venir de la lucha por una República de Trabajadores basada en sus organismos de democracia directa, en el camino al socialismo. En este camino, hoy, debemos luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles.

La tarea de esta hora, es, para terminar con toda la herencia pinochetista, poner en pie una alternativa, trotskista, como la que luchamos por construir desde nuestra joven liga de trabajadores y estudiantes, el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase, que lucha por poner en pie un partido para la lucha de clases, con una política de clase independiente de toda variante patronal: ni derecha, ni Concertación.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc