Crónica 21 de Mayo, Valparaíso

crónica 21 de Mayo, Valparaíso

 

Se acercaba el 21 de mayo, día en que se realiza la cuenta pública presidencial. Esta cuarta cuenta presidencial no ofreció nada nuevo, vimos en cambio lo mismo de siempre: la misma intransigencia, la brutal represión y criminalización. Todos estábamos expectantes luego del año 2011, con la lucha del movimiento estudiantil por la educación gratuita y la revuelta de Aysén.  El 17 de mayo se produjo la jornada de movilización minera, con cortes de ruta, asambleas y un paro en la fundición Ventanas. En la Freirina el pueblo luchaba contra  la contaminación de Agrosuper y en Calama se rechazaba el Fondenor. El sábado 19 fue la movilización de la diversidad sexual. Desde el movimiento estudiantil se veía este día como la fecha culmine de un ciclo de movilizaciones iniciado el 16 de mayo con la marcha nacional del mundo educativo. Sin embargo pocas fueron las facultades, carreras y universidades; pocos fueron los liceos en los que  se dio una discusión política necesaria y anticipada para ir con todo a marchar a Valparaíso: fueron comunes los papeles indicando los detalles del viaje pegados el mismo día por los centros de estudiantes, no vimos una convocatoria de parte de la CONFECH, no vimos un solo afiche, nada que convocase de manera más masiva a marchar. Más aún, la UPLA, dirigida por la UNE, por primera vez en muchos años no fue tomada ni se la jugaron para que prestaran el espacio con el fin de que funcionara como lugar de alojamiento de los estudiantes y trabajadores que íbamos en camino. Al parecer todo estaba preparado para una baja convocatoria. ¿Por qué? Es que las diversas organizaciones políticas que se pelean escaños al interior del CONFECH y de diversas federaciones como las JJ.CC., Izquierda Autónoma, La UNE, el FEL, entre otras, prefirieron preparar un desfile de la izquierda más que una marcha que demostrara la fuerza de estudiantes y trabajadores unidos, justo cuando sacamos la lección de que para ganar nuestras demandas tenemos que ir por todo, derribando el régimen herencia de la dictadura de Pinochet, con nuestras propias fuerzas, sin confiar en la Concertación. El 21 de mayo era la instancia para mostrar no sólo la fuerza del movimiento estudiantil, sino también de los trabajadores y los sectores populares.

 

Pero hay excepciones a la regla que demuestran que sí se pudo haber convocado a una marcha masiva: los estudiantes de Juan Gómez Millas, en particular de la Facultad de Filosofía y humanidades, se organizaron para asistir. Recorriendo la marcha fue uno de los sectores del movimiento estudiantil que resaltó, con decenas de compañeros tras los lienzos “La calle es de los que luchan. Campus Juan Gómez Millas.” “Humanidades. Autogestión. Educación. Revolución.” También estaba presente la facultad de Artes por la gratuidad de la educación. La concejera de la Facultad de Filosofía y Humanidades y militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios, Bárbara Brito, junto a sus compañeros, entonaba cánticos contra la educación de Pinochet pero también por los derechos de la mujer trabajadora,  por los derechos de la diversidad sexual.

 

Las direcciones de los trabajadores del PS y el PC repitieron la misma historia no convocando a sus bases a marchar ¿qué más vamos a esperar de la burocracia de Arturo Martínez, Jaime Gajardo, entre otros? Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios nos hicimos presentes impulsando activamente el 21 de mayo en cada escuela, en cada lugar de trabajo y, a la vez, alzando las banderas por los derechos de los trabajadores y los estudiantes, por un salario acorde al costo de la canasta familiar, contra la subcontratación, por el derecho efectivo a huelga, por la educación gratuita para todos, la derogación del decreto 524 de los colegios, por una segunda reforma universitaria y una nueva Escuela Nacional Unificada, para lo cual tenemos que derrocar el régimen político herencia de la dictadura militar que nos acogota levantando una asamblea constituyente libre y soberana basada en nuestra propia movilización, la movilización de los trabajadores y los sectores populares, en el camino de levantar un gobierno de los trabajadores y la revolución socialista basada en organismos de autoorganización. Esta es la pelea de los militantes del PTR.

 

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

footer-ptr footer-ft

footer-licenciacc