Publicaciones PTR

Los Responsables del Golpe

¿QUIENES FUERON LOS RESPOSABLES DEL GOLPE?

de Nicolás Miranda

En la primera parte, “¿Quiénes fueron los responsables del golpe?”, se da cuenta de una cuestión que, aunque pareciera obvia y evidente, aparece velada y deformada, aún en boca de muchos de los protagonistas de aquel álgido período, al momento de responder a las calumnias de la derecha y de los “dueños de la razón y la fuerza”. Es para responder esto entonces que se señalan las verdaderas víctimas del golpe genocida, condenadas no solo a la explotación y opresión cotidianas, sino incluso a pretender desplazarlas del centro de la escena histórica que conquistaron en aquellos años con sus heróicas luchas.

Se periodiza y caracteriza el período de la UP que también intenta ser borrado de la memoria histórica en su real significación. Se define el carácter del gobierno de Allende y de la UP, que es todavía terreno de disputa.

En la segunda parte, “Las estrategias de  los partidos. Polémicas con algunos de sus protagonistas”, se intenta terciar en las cuestiones de las causas de la derrota, esta vez al interior de las fuerzas dirigentes del período, como parte de las necesarias conclusiones que la clase obrera y el pueblo pobre tienen que avanzar en dilucidar para “conquistar el porvenir”. Asímismo se devela el significado de la derecha travestida en “democrática”, lo que permite comprender mejor parte de las polémicas anteriores.

En la tercera parte, “La teoría de la revolución permanente y la revolución chilena”, se esbozan los fundamentos de una estrategia revolucionaria necesaria para la recomposición de la clase obrera y la construcción de un partido revolucionario.  Nuestra intención es, aparte de contribuir a esta tan importante polémica pública, que las fuerzas revolucionarias no dejemos que la única voz que se escuche sea hoy la de la derecha y las FFAA. Ni que tampoco sus (supuestos) contendientes sean las fuerzas políticas que les garantizan su impunidad, como  la DC y el PS, ni los partidos que los sostienen por izquierda, porque de esta manera solo se alimenta la soberbia de aquellos, su prepotencia anti-obrera, sus palabras recubiertas de la sangre de nuestros compañeros.

Es también poder iniciar una fraternal discusión con los grupos y corrientes que buscan la verdad histórica, recuperando las tradiciones de la polémica fraternal que caracterizaron a las fuerzas que nos reclamamos revolucionarias y de la clase obrera.